Las “Cartas de tu Interior” | Actividad y material para estimular las capacidades resilientes

«Tengo aquí unas cartas mágicas. Sirven para representar los mundos que las personas llevan dentro. Te voy a pedir que las mires con tranquilidad, y que pongas en la mesa aquellas que te “resuenan” dentro. No elijas tú las tarjetas, deja que sean ellas quienes te elijan a ti.»

Lectura recomendada para profesionales del sector de la intervención social.

Si conoces algo sobre traumaterapia infanto-juvenil sistémica, estas palabras te habrán sugerido algo. En efecto, nos remiten a la técnica de la “Caja de Arena”, una de las herramientas más potentes para representar y movilizar nuestro mundo interno.

No voy a explicar en qué consiste esta técnica. Para ello os remito al trabajo de José Luis Gonzalo Marrodán y Rafael Benito, donde la explican perfectamente. Pero sí me gustaría decir que he tenido la posibilidad de hacerla en un contexto terapéutico, y que la experiencia fue profundamente transformadora. Desde entonces he estado buscando herramientas que me permitan generar una experiencia similar en la casa de las personas para quienes trabajo.

El problema de la “Caja de Arena” es que es muy grande, y pesa mucho. No se puede transportar. Así que necesitaba una versión pequeña y simplificada, pero que contuviese todo su potencial evocador y transformador.

Intenté muchas cosas, pero ninguna se le acercaba. Esto no; esto no provoca lo que esperaba; esto está muy lejos de mi experiencia… Hasta que una compañera colgó en nuestro foro para profesionales unas imágenes que captaron mi atención y ¡voilá!

Mundo interior representado por una niña adoptada
Este es el mundo interior de una niña de 13 años adoptada ¿qué te inspira?

El autor responde al pseudónimo de @avogado6, en twitter. Es un ilustrador japonés cuya obra representa las emociones complejas que todas las personas sentimos alguna vez. Quedé fascinado por el potencial evocador de las imágenes y las posibilidades que podían tener para mi trabajo de educador familiar.

A partir de entonces, las he utilizado de mil maneras diferentes. Se han convertido en un material y un soporte básicos para mí. Pero, como el espacio y el tiempo son limitados, describiré como aplicarlas para reproducir la experiencias que evoca y provoca la “Caja de Arena”. Y me encantaría saber vuestra opinión al respecto.

Para ello, debes preparar el siguiente material: las “Cartas de tu Interior”, unas hojas de papel, y algunas pinturas.

Descárgate libre y gratuitamente el material. Porque los buenos tratos no deben estar nunca sujetos a la economía de libre mercado.

Pero antes de nada, permíteme que sea prudente, y hablemos de normas de seguridad:

  • Hazlo sólo cuando estés convencido/a de que la persona que tienes enfrente te siente como una figura que le de seguridad y tranquilidad.
  • Revisa tu propio mundo interior. Haz el ejercicio contigo mismo. Disfrutalo y vive en carne propia la experiencia que provoca. Así entenderás mejor las sensaciones que la otra persona puede experimentar.

Por si tenéis curiosidad, éste es mi mundo interior:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Ponlo en práctica sólo si sientes que tu sistema de apego no se va a activar demasiado. Recuerda, la persona con quien estés puede necesitar el andamiaje de tu cerebro (empatía) para poderse regular. Asegúrate de tener disponibles todas tus herramientas cognitivas y afectivas (función ejecutiva).
  • Asegúrate de que el sitio donde vas a hacer el ejercicio es un lugar seguro. Es decir, que nadie te va a interrumpir, o que no es el lugar donde se esté produciendo una situación de abuso o maltrato grave. Ten en cuenta que el contexto condiciona en gran medida nuestra experiencia.
  • Y sobre todo, anticipa la actividad a la persona, y pídele permiso para hacerlo. Tiene que ser algo voluntario. Y deja claro que si en cualquier momento desea parar el ejercicio, estarás dispuesto/a a hacerlo.

No nos vamos a plantear objetivos. Lo único que queremos es que la persona con quién estamos conecte y exprese su experiencia emocional. A su manera. Y para ello, necesitamos estar en “modo acompañar”, no empujar.

¿Asegurado el perímetro? Vale, pues vamos allá.

Empecemos. Esto te suena:

«Tengo aquí unas cartas mágicas. Sirven para representar los mundos que las personas llevan dentro. Te voy a pedir que las mires con tranquilidad, y que pongas en la mesa aquellas que te “resuenan” dentro. No elijas tú las tarjetas, deja que sean ellas quienes te elijan a ti.»

Ahí están todas esas imágenes en la mesa.

Pregúntale si le gustaría compartir contigo su experiencia con alguna de ellas. Si decide que sí, perfecto. Si no es así, sáltate este paso. No pasa nada. Ante todo, no presiones. Recuerda que las imágenes sobre las que guarde silencio perdurarán más en su experiencia.

Importante: NO preguntes por qué ha elegido esas cartas. NO las interpretes. Se trata de irnos juntos y bien acompañados al reino de las emociones y la fantasía.

Puedes preguntar ¿qué te sugiere esa imagen? ¿a dónde te lleva? ¿qué te ha llamado más la atención? ¿qué te hace sentir en el cuerpo? ¿mirarla te tranquiliza o te afecta? ¿quién más habría elegido esa imagen? Etc. Preguntas en todo caso que abran opciones, que se dirijan al lado derecho del cerebro.

No temas la intensidad de las emociones. Piensa que cuando el cerebro inferior y el cerebro superior se activan en un contexto seguro, estás propiciando una experiencia muy reparadora.

Vamos ahora a por el siguiente paso.

«Hay una cosa que no te he dicho. El mundo que has creado no es estático. Se mueve. Así que vamos a imaginar cuál sería su siguiente movimiento ¿qué sientes que pasaría justo después? Deja que fluya tu mente.»

Aquí pueden pasar dos cosas. Si la persona tiene un modelo de apego organizado, es posible que sientas que la tendencia es a imaginar sucesos reparadores, o que resuelvan de alguna manera los conflictos. Pero también puede pasar que —en personas con un modelo de apego más desorganizado— la imaginación le lleve hacia el caos y hacia sucesos más perturbadores.

No te asustes por ello. Si te sientes suficientemente seguro/a y tranquilo/a, y te mantienes como una figura empática, la persona podrá utilizar tu mente como andamiaje para autorregularse. Recuerda que tu interés no es tanto que esos pequeños relatos se resuelvan, sino activar la capacidad de la persona para representar su propia mente. Esto es lo que sirve como factor de protección ahora y para siempre.

Pero ¡espera! ¿Por qué hemos traído papel y pinturas? Es muy posible que a ambos os surja una gran necesidad de representar algo que sea importante. Y si es así, podéis aprovechar el momento. Dibujar es una de las formas de expresión más primarias, y conecta muy eficazmente las experiencias y la actividad de ambos hemisferios cerebrales. El derecho, porque imaginamos una escena que nos conecta con nuestras emociones más íntimas; y el izquierdo porque hay que traducir y hacer realidad esa experiencia. Otra actividad que sin duda activará y fortalecerá sus capacidades resilientes.


Sé que he sido muy simplista, y que me he dejado muchas cosas importantes en el tintero. Disculpadme, es por las limitaciones que este canal nos impone. Tan sólo quería compartir con otros/as profesionales una metodología de intervención en educación familiar que me ha abierto un mundo de posibilidades. Ojalá sintáis tanta inspiración como yo.

Me encantaría conocer vuestras opiniones ¡Gracias!


Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy Pedagogo. He trabajado desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

 

12 comentarios en “Las “Cartas de tu Interior” | Actividad y material para estimular las capacidades resilientes

    1. La verdad es que provoca conversaciones únicas, y oportunidades excelentes para conectar a parte más racional y la emocional. Además, con la debida formación es un material excelente para trabajar la disociación y el reprocesamiento del trauma simple o complejo. Un saludo, y gracias por tus ánimos!

      Me gusta

  1. Es un material estupendo Gorka! Soy psicóloga, experta en proyectivos. Solemos usar las cartas COPE, estandarizadas y demás. Pero siempre estoy abierta a encontrar recursos en un sin fin de lugares. Me parecen imágenes muy potentes, complicadas a la hora de averiguar o intuir siquiera ciertos parámetros en el otro, manejar el abordaje….pero sin duda proyectan y mueven, con lo que PIENSO UTILIZARLAS! Estos canales no dan para mucha más info, lo se, pero me acabo de suscribir al blog por esta entrada a la que he llegado de casualidad. MIL GRACIAS.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gorka Saitua

      Gracias Susana. No sabes lo que me alegra que puedas disfrutar también tú de nuestro trabajo. La verdad es que se han convertido en un elemento clave en mi maletín de educador familiar. Es impresionante el potencial que esté recurso contiene.

      Nos halaga mucho que te hayas suscrito… pero recuerda que disponemos de un Área de Profesionales en Facebook: https://www.facebook.com/groups/educfamilia.area.profesionales/ ¡Sería fantástico tenerte con nosotras/os!

      Le gusta a 1 persona

  2. Elena

    Gracias por compartir. Trabajo con trauma complejo y disociación. Utilizo caja de arena e imagenes de emociones ( no estas concretamente , que me encantan) un apunte importante es que antes de trabajar a un nivel profundo debemos estar seguros de que la persona esta estabilizada y que no tiene. Fobia a su mundo interno. Requiere un gran manejo por su potencia ya que estamos trabajando con personas que han necesitado crearse muros y debemos respetar sus ritmos. Muchas veces nos dicen que si a todo lo que proponemos por la posición en la que estamos y tenemos que ayudarles primero a autocuidarse y estabilizarse para despues acceder a su mundo interior.
    🙏

    Le gusta a 1 persona

    1. Gorka Saitua

      Gracias Elena por tu comentario. Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho. Y añado que este tipo de técnicas o recursos no tiene valor alguno sin no es en el contexto de una relación que reporte tranquilidad y, sobre todo, seguridad a la persona a quien estamos atendiendo. No obstante, son muy útiles también para trabajar en un contexto no terapéutico. Por ejemplo, para representar cómo se han sentido las personas durante una interacción compleja. Las imágenes conectan con nuestras capacidades empáticas más fácil que las palabras ¡gracias!

      Me gusta

  3. Maika

    Hola Gorka, en primer lugar gracias por compartir este material y la idea de trabajo, cuando llegaron a mi éstas imágines las fuí guardando como un tesoro, (a lo impulsivo, tipo dejada llevar por lo intiutivo) pensando que un día me podrían ser útiles con los chicos con los que trabajo, menores con sentencias judiciales, pensé que ya se me ocurriría algo para utilizarlas adecuadamente, me has adelantado el trabajo, son imágenes potentes y tu forma de plantearlo me ha gustado mucho pues es difícil que la situación no se escape de las manos, ya utilicé las cartas de la tranquilidad (que remueven mucho) y éstas las veo más arriesgadas. Muchas gracias, eres un sol!

    Me gusta

    1. Es cierto que es un material arriesgado. Y que sólo debe utilizarse cuando las personas sienten suficiente confianza y seguridad. No obstante, si la emoción aparece pero se mantiene dentro del margen de tolerancia… ¡hemos avanzado!

      Gracias Maika.

      Gorka Saitua | educacion-familiar.com

      Me gusta

  4. Gema

    Hola Gorka. Gracias nuevamente por tus aportaciones. No conocía a este ilustrador y ha sido todo un descubrimiento. Yo dispongo en consulta de la caja de arena, pero este material me parece que permite realizar un trabajo más profundo como técnica para facilitar la comunicación emocional, más que la caja que es más una herramienta terapéutica per se.
    Me ha surgido una pregunta. Veo que en el archivo de imágenes hay muchas, y están numeradas. La idea es utilizarlas todas, o hacer una selección a priori?
    Gracias de antemano, un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Gorka Saitua

      Gracias por la pregunta, Gema. Yo suelo utilizarlas todas. Creo que así la experiencia puede ser más enriquecedora. Pero, por supuesto, la técnica se puede resumir y adaptar, todo depende de a quién vaya a beneficiar. Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s