La maldición de Pepa Madrigal 

[…] Esto le hace estar muy pendiente de lo que siente, tratando de controlarlo. Porque, a nada que esté un poco afectada, su estado de ánimo afecta a los otros. Sin embargo, sus intentos de regulación emocional rara vez le sirven para nada, y acaba liándola parda, con reproches por parte de su madre y de todo el mundo. Está inmersa en un círculo vicioso del que no puede salir porque, cuanto más se esfuerza por no fastidiar las cosas, más se desregula, recibiendo los reproches del resto. […] 

Seguir leyendo «La maldición de Pepa Madrigal «

Rompecabezas: la profesionalización como forma de maltrato estructural 

[…] Porque hacemos cosas, todos los días, que contribuyen a incrementar la desigualdad. Pero las tenemos tan normalizadas y naturalizadas que pasan desapercibidas y, durante carreras profesionales completas, de la salida de la uni a la jubilación, permanecen fuera del radar. […] 

Seguir leyendo «Rompecabezas: la profesionalización como forma de maltrato estructural «

La paradoja de los Derechos Humanos y la Democracia (capitalistas)

[…] Sabemos que los sistemas complejos no permiten las narrativas que cuestionan su equilibrio. Las ocultan, las niegan, matan al mensajero, las tergiversan, las proyectan fuera, difaman a quien abre la boca y cuentan con miles de recursos para acallar a quien verdaderamente es un disidente. Y esto pasa en todos los lados, tanto en política exterior, como en nuestras propias familias. […]

Seguir leyendo «La paradoja de los Derechos Humanos y la Democracia (capitalistas)»

Dudas y preguntas como criterio de excelencia

[…] Por eso, son tan graves las actitudes que, con demasiada frecuencia, tenemos muchas y muchos profesionales —me vuelvo a incluir como víctima y verdugo— que, con nuestras teorías tan bien edificadas tras años y años de formación, acabamos incapacitando más si cabe a las personas. Porque las priorizamos a su experiencia, hasta el punto de que, si algo no cabe en nuestros esquemas, lo ignoramos como si no tuviera lugar o importancia. […]

Seguir leyendo «Dudas y preguntas como criterio de excelencia»

Cantar la divulgación: lo dionisíaco en la intervención familiar 

[…] Imagina que flotas en un pequeño bote, en medio de una tempestad. Cuentas con la madera que te sostiene y unos remos que te ayudan a empujar la embarcación para aquí o para allá; pero también te empuja un viento feroz mientras te sube y te baja un oleaje contra el que no te puedes defender. […] 

Seguir leyendo «Cantar la divulgación: lo dionisíaco en la intervención familiar «

Clase 2: ¿Dónde sientes el amor? 

[…] Porque identificar el amor con la agitación del corazón no es baladí, sino que contiene una serie de significados ocultos. Unos significados que, ahora que te has formulado la pregunta, quizás y sólo quizás, puedes empezar a vislumbrar. […] 

Seguir leyendo «Clase 2: ¿Dónde sientes el amor? «

La revictimización de la víctima 

[…] Porque, amigas y amigos, una víctima es, por encima de otras cosas, una persona que ha sufrido mucho y que no deja de sufrir. No alguien que quiere fastidiarnos con su actitud. Una actitud que, por otro lado, tiene todo el derecho del mundo a tener, porque es lo que le ha ayudado a mantener cierta integridad y sobrevivir. […] 

Seguir leyendo «La revictimización de la víctima «