Psicología sin conciencia de clase: la calma como valor absoluto en el capitalismo 

[…] No sé si os dicen esto en la carrera o en los cursillos que hacéis, pero hay agresiones que sólo se pueden frenar si el agresor tiene miedo a una reacción irracional, desproporcionada y opuesta. Y tienes derecho a ello. […] 

Seguir leyendo «Psicología sin conciencia de clase: la calma como valor absoluto en el capitalismo «

Guía para tratar con educadores con problemas de conducta: propuesta para el Gobierno Vasco 

[…] Básicamente, son niñas y niños heridos en un cuerpo adulto, que siguen teniendo terror a sufrir los maltratos, las amenazas y las afrentas que sufrieron en el pasado, porque las presienten muy cercanas. Y harán lo que sea para evitar ese daño, llevándose por delante a cualquiera, especialmente si es una persona vulnerable, como las niñas y los niños a quienes debe atender, cuidar y, sobre todo, proteger con su trabajo. […] 

Seguir leyendo «Guía para tratar con educadores con problemas de conducta: propuesta para el Gobierno Vasco «

El voto de la infancia: una cuestión económica

[…] A las personas que me dicen que las niñas y niños no pueden votar porque son pequeños y no tienen suficiente capacidad, a menudo les escupo que, con ese mismo argumento, sería razonable permitir el voto sólo a las personas que tienen alta capacidad intelectual. A fin de cuentas, ellas y ellos –como colectivo– están a años luz del resto en lo que se refiere a pensamiento y sentido moral, y nos perciben a los neurotípicos desde la misma distancia que nosotros ensalzamos al vetar el derecho a voto de la infancia. […]

Seguir leyendo «El voto de la infancia: una cuestión económica»

El rescate de Ártax

[…] Me imagino a un Atreyu que, en un primer momento, reacciona igual, poniéndose tó loco, y haciendo las cosas a lo bestia. Y que, cuanto más tira de la cuerda, más se hunde su amigo. Pero al que le llega un momento, en el que recuerda que él ya pasó por esas tierras, sólo, y vivió lo mismo. Recuerda que empezó a hundirse en el barro, lenta pero inexorablemente, pero cuando éste llenó sus fosas nasales, descubrió, con sorpresa, que se podía respirar allí dentro. […]

Seguir leyendo «El rescate de Ártax»

La cultura de la disociación profesional: todo un problema

[…] No hay mejor indicador de éxito profesional que llegar a viejo y seguir sintiendo de cerca el dolor de la gente que sufre. Es el mejor homenaje que podemos hacer a la gente que lo está pasando mal, muy mal, y que se abre en canal, con la esperanza de encontrar un camino más satisfactorio. […]

Seguir leyendo «La cultura de la disociación profesional: todo un problema»

Cosas de narcis

[…] Se trata de niñas y niños que crecen con la sensación de que el mundo es esencialmente peligroso, y que la única forma de protegerse pasa por convertirse en depredadores que tomen lo suyo, con 0 empatía hacia los demás, dado que vincularse afectivamente y recibir cuidados resulta inconcebible o de riesgo, al haber sido inviable en las etapas más frágiles de su infancia cuando su supervivencia dependía de eso. […]

Seguir leyendo «Cosas de narcis»