La alegría de la casa 

[…] Pensad, por un momento, en su experiencia. Son pequeños a los que se les pide que entretengan a los adultos y, en el peor de los casos, que se hagan cargo del estado mental (ansioso, depresivo, etc.) de sus mayores. Y cuando a una niña o un niño se le impone una única misión, gran parte de la valoración de su persona pasa por cumplir o no ese mandato.  […] 

Seguir leyendo «La alegría de la casa «

El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Segunda parte: soluciones

Los buenos tratos no se aprenden en los libros, sino en contacto íntimo con personas sabias, fuertes y amables, que sepan y puedan sostener nuestro propio dolor. 

Seguir leyendo «El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Segunda parte: soluciones»

El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Primera parte: descripción

[…] Y ahora llega el juego psicótico en el contexto de una institución que también debería servir para proteger y ejercer la parentalidad social, porque el triángulo perverso da la vuelta. La comunidad escolar se convierte en la salvadora de la profesional que ha rechazado al niño, quedando la niña o el niño jodido y en el lugar del agresor, como un peligro para todas y todos ellos. […]

Seguir leyendo «El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Primera parte: descripción»