Dudas y preguntas como criterio de excelencia

[…] Por eso, son tan graves las actitudes que, con demasiada frecuencia, tenemos muchas y muchos profesionales —me vuelvo a incluir como víctima y verdugo— que, con nuestras teorías tan bien edificadas tras años y años de formación, acabamos incapacitando más si cabe a las personas. Porque las priorizamos a su experiencia, hasta el punto de que, si algo no cabe en nuestros esquemas, lo ignoramos como si no tuviera lugar o importancia. […]

Seguir leyendo «Dudas y preguntas como criterio de excelencia»

La revictimización de la víctima 

[…] Porque, amigas y amigos, una víctima es, por encima de otras cosas, una persona que ha sufrido mucho y que no deja de sufrir. No alguien que quiere fastidiarnos con su actitud. Una actitud que, por otro lado, tiene todo el derecho del mundo a tener, porque es lo que le ha ayudado a mantener cierta integridad y sobrevivir. […] 

Seguir leyendo «La revictimización de la víctima «

El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Primera parte: descripción

[…] Y ahora llega el juego psicótico en el contexto de una institución que también debería servir para proteger y ejercer la parentalidad social, porque el triángulo perverso da la vuelta. La comunidad escolar se convierte en la salvadora de la profesional que ha rechazado al niño, quedando la niña o el niño jodido y en el lugar del agresor, como un peligro para todas y todos ellos. […]

Seguir leyendo «El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Primera parte: descripción»