¿Por qué no funciono como los demás? (Adopción)

Está escolarizada en un colegio para niños/as con diversidad funcional. Como muchos niños/as adoptados, fue víctima de negligencias graves, abusos y maltrato severo durante su primera infancia. Tiene 13 años, y se esfuerza por mejorar. Pero no entiende qué le pasa. Por qué su cabeza funciona diferente a la de los demás. Ojalá esto le ayude a progresar.

Una carta para explicar a una niña adoptada algunas de sus dificultades (atención, reflexión y empatía)

Como muchos niñas/os adoptados, Cristina manifiesta una gran impulsividad. A veces le cuesta hacer planes, prestar atención, aprender, y ponerse en el lugar de los demás. No entiende qué le pasa ¿le explicamos qué le pasa? Vamos allá.

Instrucciones: leédselo todas las veces que queráis, y todas las veces que ella os lo pida. Y dadle todas las explicaciones que podáis. Si en algún momento sentís inseguridad, decidle que es complicado para vosotros, que se lo explicaréis otro día. Hablamos. Que volveréis con más seguridad.

Hola Cristina,

Imagino que te has preguntado muchas veces por qué sueles estar con “niños con dificultades”. Seguro que te gustaría saber mejor qué “dificultades” son las que tú tienes ¿verdad?

Hasta ahora no estabas preparada para saberlo. Eras muy niña y no podías entender cosas tan complicadas. Pero ahora eres mayor, y tu mente es capaz de entenderlo. Por eso ama y aita te lo quieren explicar.

Todas las personas tenemos dos partes en nuestra cabeza. Vamos a llamarla el cerebro del mono, y el cerebro del cocodrilo. El cerebro del mono nos ayuda a pensar y a ponernos en el lugar de los demás. Y el cerebro del cocodrilo, nos hace reaccionar rápidamente ante el peligro, empujándonos a luchar o escapar.

Ambos son igual de importantes.

¿Cómo te los imaginas? ¿Los dibujamos?

Educación_Familiar_MonoEducación_Familiar_Cocodrilo

Por ejemplo, el cerebro del mono funciona cuando pensamos qué regalo le podría gustar a alguien que nos quiere. Nos encontramos tranquilos, y conectados con los demás. Así es como funcionamos normalmente.

Pero a veces, sentimos el peligro. Como, por ejemplo, cuando un coche se acerca a toda velocidad. Entonces se activa nuestro cerebro del cocodrilo, y —no pensamos— pegamos un salto para poder escapar.

El cerebro del mono y del cocodrilo son como los músculos. Cuanto más se utilizan, más fuertes se hacen.

Algunos niños/as han tenido que utilizar mucho su cerebro de cocodrilo, porque han sentido mucho peligro en sus vidas. Porque la gente que debía cuidar de ellos/as no pudo o no supo tratarles suficientemente bien. Y durante mucho tiempo estuvieron asustados/as, nerviosos/as o distanciados/as de los demás. En estos niños, su cerebro de cocodrilo ha cogido mucha fuerza. Y menos mal, porque eso les ha ayudado a ser fuertes y sobrevivir. A veces no lo saben, pero son superhéroes. Como el Increible Hulk.

 Aquí puedes ver cómo Hulk se transforma cuando le domina su cocodrilo:

Hulk es muy fuerte. Puede hacer cosas increíbles. Pero cuando se transforma pierde el control. Puede llegar a hacer daño a los demás. Cuando aprenda a controlar su fuerza será genial (metáfora de D. Jose Luis Gonzalo Marrodán)

Pero estos niños/as, a veces, tienen la suerte de irse a vivir a otro sitio. A un lugar seguro. Sin peligro. Pero su cerebro de cocodrilo mantiene toda esa fuerza y esas ganas de “ayudarles a sobrevivir”. Y sigue reaccionando como si existiese peligro, peleando y corriendo. Aunque ese riesgo ya no está.

Hay gente que piensa que estos niños/as son “un poco tontos/as” porque a veces hacen las cosas sin pensar. Pero se equivocan. Porque estos niños/as tienen también su cerebro de mono, que les ayuda a pensar y ponerse en el lugar de los demás. Sólo que este cerebro está muchas veces dominado por el cerebro del cocodrilo. Y este le dice todo el rato ¡cállate! ¡no pierdas el tiempo pensando! ¡hay que actuar!

Educación_Familiar_Cuando_domina_cocodrilo

El trabajo de los mayores que atienden a estos niños/as es estimular el cerebro del mono. Darles calma, y ayudarles a pensar y ponerse en el lugar de los demás. Porque a veces estos niños/as no pueden hacerlo solos/as. Necesitan ayuda para rescatar a ese monito simpático e inteligente, y sacarlo a pasear.

Este es un proceso largo, y difícil. Tanto para ellos/as como para los mayores. Y a veces se pasa mal. Pero si los niños y los mayores están a gusto y se quieren, al final se consigue. El monito saca primero una mano, y ¡uy! la esconde. Luego saca un pie y ¡ay! lo retira. Luego mira con miedito a su alrededor. Curiosea. Más tarde sale, se da un paseo y ¡pumba! un ruido le hace volver asustado a casa. Y así, poco a poco, hasta que el día menos pensando acaba paseando orgulloso por el medio del pueblo, con su amigo el cocodrilo dispuesto a ayudar ¡es genial!

Cuando_Domina_el_Mono

Cuando esto ocurre es impresionante. Los niños/as se sienten fuertes e inteligentes. Como los superhéroes que siempre han sido. Mucho más sabios, fuertes y amables que los demás, porque han vivido situaciones especialmente difíciles y saben, sienten, que las pueden superar.

En este camino estás tú, Cristina. Y todos reconocemos que lo estás haciendo especialmente bien. Nos encanta ver aparecer a tu monito. Cuanto más tiempo pasa con nosotros más confianza tenemos en que se va a quedar ¡Es genial!

Gracias por tu esfuerzo, Cristina. Sigue así. Ya verás.

Se recomienda hacer con preparación, y si es posible con supervisión profesional.

Si te ha gustado este artículo, prueba con esta actividad.


Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy Pedagogo. He trabajado desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

2 comentarios en “¿Por qué no funciono como los demás? (Adopción)

  1. hayat

    Buenas, me gustaría dar mi humilde opinión sobre este post.
    Este post me ha parecido increíble, ya que hay un equilibrio perfecto en la hora de explicárselo. pienso que se ha conseguido explicar de manera sutil con el ejemplo del cocodrilo y el mono, y las situaciones que se dan, es decir, situaciones de la vida real que le hacen ver al niño o niña y entender su situación sin terminar de afectarle tanto y de una manera bonita. Muchísimo ánimo con este blog porque haceis un trabajo increíble y ayudais mucho a padres que no tienen mucha experiencia con sus hijos.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gorka Saitua

      Mil gracias Hayat! Por comentarios como el tuyo sigue mereciendo la pena este trabajo. Gracias por molestarte y darnos tu opinión. Nos encanta nuestra profesión y es un placer compartirla con otras personas. Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s