El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Primera parte: descripción

[…] Y ahora llega el juego psicótico en el contexto de una institución que también debería servir para proteger y ejercer la parentalidad social, porque el triángulo perverso da la vuelta. La comunidad escolar se convierte en la salvadora de la profesional que ha rechazado al niño, quedando la niña o el niño jodido y en el lugar del agresor, como un peligro para todas y todos ellos. […]

Seguir leyendo “El triángulo dramático tras la expulsión de las niñas y niños vulnerados de su escuela | Primera parte: descripción”

Para ser libres, aceptad que podéis ser violadas

«Para que una mujer sea #libre, tiene que aceptar la posibilidad de ser #violada» (del libro “Teoría King Kong”, de #VirginieDespentes)

Es una verdad como un puño. Que te remueve por dentro y te empuja a tomar conciencia. Expresa, de manera tajante y sin ambages, cómo el #miedo actúa para ejercer un sutil #control sobre la mitad de la población. Sometiendo al #género femenino. Salir de este sistema y apostar por la parte prohibida de la vida, implica la posibilidad de ser violada. Con un cuchillo en el cuello, o en plan manada. O todo junto.

Cuando leí esta frase me quedé helado. Se me grabó a fuego. Y hoy he revivido las mismas sensaciones en el cuerpo. Añadiendo nuevas palabras. Corrigiendo.

«Para que una mujer sea libre, tiene que aceptar la posibilidad de ser violada, vilipendiada en público y ser de nuevo maltratada, porque las mujeres deben someterse como ciudadanos de segunda»

Hace meses violaron su cuerpo. Ahora su #dignidad como víctima y su #integridad como persona.

Gracias, señores jueces, por hacer que no se me olvide.

#YoTeCreo

Gorka Saitua | educacion-familiar.com

Superpoderes_Adopción

¿Por qué no funciono como los demás? (Adopción)

Está escolarizada en un colegio para niños/as con diversidad funcional. Como muchos niños/as adoptados, fue víctima de negligencias graves, abusos y maltrato severo durante su primera infancia. Tiene 13 años, y se esfuerza por mejorar. Pero no entiende qué le pasa. Por qué su cabeza funciona diferente a la de los demás. Ojalá esto le ayude a progresar.

Seguir leyendo “¿Por qué no funciono como los demás? (Adopción)”