En la tristeza estás bien

La angustia se bloquea en el cuerpo y le lleva a permanecer en estado de tensión. La tristeza fluye, calma, y ayuda a conectar.

En mi trabajo, a menudo me encuentro con madres y padres que se resisten a llorar.

—Es que no quiero que me vea así.—¿A qué te refieres? —suelo preguntar.

—No sé, así. Triste y hundida.

—¿Y qué es lo que temes?

En este momento, se abre un abanico de respuestas. Hay quien teme perder el control, perder autoridad, que los niños se preocupen, que le vayan a cuidar, o trasladarles un sentimiento de vulnerabilidad que les pueda superar.

—¿Que relación hay en esta casa con la tristeza? —suelo continuar.

Aquí suele producirse un silencio. Lo ojos van hacia abajo, hacia arriba, a la derecha o a la izquierda, como buscando una respuesta.A veces, la gente responde. Pero muchas veces, suelen responder con un «no sé».Sea como sea, existe la idea de que dejarse llevar por la tristeza es hundirse en un pozo oscuro. Y muchas personas tratan de evitarla temiendo un mal que imaginan mucho peor.

—Creo que nos toca explorar donde estás mejor —puedo proponer—. Porque yo, lo que veo es una persona angustiada, que sufre por el esfuerzo que hace para acallar la tristeza.

Aquí suele sentirse una pequeña descarga de tensión. Pffff.

—Ya, la verdad es que estoy muy tensa —pueden reconocer—. Lo estoy pasando fatal.

—¿Te has dado cuenta?—No —dicen, sorprendidos.

—¿Qué ha pasado en tu cuerpo cuando hemos hablado con la tristeza y conectado con esa experiencia?

—Vaya. Que me he sentido mucho más aliviada.

—¿Y en tu mente?—No lo sé. Igual ahora me resulta más fácil escuchar…

—…Escucharte a ti misma, y prestar atención a los demás.

—Ya. Tienes razón.

—¿Y qué sentiría y pensaría de esto tu hija si estuviera aquí?


En este blog «caminamos a hombros de gigantes». La mayor parte de las ideas expuestas se basan en nuestra bibliografía de referencia.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image.png

Autor: Gorka Saitua. Soy pedagogo y educador familiar. Trabajo desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia. Mi marco de referencia es la teoría sistémica estructural-narrativa, la teoría del apego y la neurobiología interpersonal. Para lo que quieras, puedes ponerte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s