Lo único que me queda 

[…] En estas condiciones, el único lugar donde se sentía valiosa la niña, era en casa, con sus figuras de apego y de referencia, que sí podían verla como una niña valiosa, con independencia de sus dificultades o circunstancias. Por eso, le cuesta tanto reconocer sus errores… quizás, porque todo su cuerpo grita:  «Aquí no, por favor. Aquí no me hagáis también sentir pequeñita.» […] 

Seguir leyendo «Lo único que me queda «

El día que se me salió el corazón | una metáfora del trauma 

[…] Cuando se me salió el corazón, lo recogí apresuradamente, antes de que lo viera nadie.  

Lo coloqué en su sitio como pude, con mucho dolor a través de la herida. Miré a mi alrededor para asegurarme de que no había nadie, y abandoné el lugar tembloroso, dejando un charco de sangre púrpura en el suelo. […] 

Seguir leyendo «El día que se me salió el corazón | una metáfora del trauma «

Gurús, desconexión y otras mierdas de comer

[…] No olvidemos que una de las experiencias que más INSEGURIDAD provocan en las niñas y los niños es ver a sus padres actuar desde una posición desconectada. Es decir, verles hacer las cosas como robots, disociados, como si estuvieran en otro plano de la realidad. […]

Seguir leyendo «Gurús, desconexión y otras mierdas de comer»