Homenajes y labios sellados

¡Valientes! ¡Angelitos! Homenajeamos ridículamente a los niños y las niñas que sufren, para no acompañarlos en el sentimiento.

Erigir un monumento a los #héroes es maltrato.

Cientos de miles de excombatientes de la guerra de Vietnam volvieron a los Estados Unidos. Y, en vez de disfrutar de los cuidados que necesitaban, se encontraron con una fuerte repulsa a la guerra, y con la indiferencia del estado que les había lanzado a matar y morir.

A cambio: un monumento en la capital, y la exaltación de sus virtudes en los medios de comunicación.

Ellos habían visto morir de las formas más crudas. Habían sufrido, torturado, violado y matado. Pero nadie era capaz de acompañar su rabia y su culpa. Sencillamente, era algo que el pueblo, ciudadanos y políticos, querían —y necesitaban— apartar de su mirada.

En este contexto, los homenajes y los monumentos se convirtieron en una forma de maltrato: negaron la crudeza de la realidad y, lo que es peor, impidoeron expresar la rabia y la culpa, cristalizando el trauma.

Esos monumentos están hoy manchados de sangre. No sólo la sangre de los caídos, y de los muertos a sus manos, sino también de las personas que se suicidaron o que sucumbieron al alcohol y las drogas. Abandonándose porque les abandonaron.

Algo parecido pasa con los niños y niñas con discapacidad, o con aquellos y aquellas que sufren acoso escolar.

¡Valientes!

¡Angelitos!

Esos niños y esas niñas sufren maltrato directo y estructural. Así, necesariamente. Sin excepciones.

Lo menos que podemos hacer es aceptar su realidad con toda su crudeza; entendiendo que muchas de los comportamientos que les hacen sentir ridículos e inútiles no son sino respuestas protectoras ante un contexto hostil que nosotros mismos hemos creado.

Y que tienen todo el derecho del mundo a sentir culpa y rabia. Entre otras cosas, por ser —en diferentes grados— dependientes, y por todas las malditas flores que les echamos porque no somos capaces de acompañarlos en el sentimiento.


Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy Pedagogo. Trabajo desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s