Comprender el funcionamiento del cerebro infantil 

Las niñas y los niños pequeños son más sensibles a la forma del mensaje que al contenido. Entienden mejor la entonación de las palabras, que el significado de las mismas.

Al formular una orden como una pregunta, su madre la estaba confundiendo, y también irritando.

Amara había empezado a hacer una cosa un poco tonta, pero que a su madre le daba un poco de rabia.

—Cariño, ¿me das el cepillo? —le preguntaba cuando terminaba de lavarle los dientes.

Entonces Amara, con ahora 15 meses, lo tiraba al suelo.

Sin embargo, a mí siempre me lo daba a la mano.

—Esta niña es la pera. Me tiene cogida la medida —decía su madre, un pelín irritada.

Hasta que un día se dio cuenta.

—Hay que joderse, Gorka —me dijo—, ya sé por qué a mí me tira el cepillo y a ti te lo da a la mano.

—¿Por qué? —pregunté sin demasiado entusiasmo.

—Es que, mira, yo le pregunto si me da el cepillo; y tú le dices «dame el cepillo» —me explicó, seguro que con cierto alivio—. Lo mío es una pregunta, y lo tuyo una orden.

—Hostia, es verdad.

Qué suerte tiene Amara de tener una amatxu tan sensible y reflexiva.

Las niñas y los niños pequeños son más sensibles a la forma del mensaje que al contenido. Entienden mejor la entonación de las palabras, que el significado de las mismas. Para Amara, por tanto, lo que está por delante de cualquier otra cosa es saber si se trata de una afirmación, una pregunta o una orden. En función de eso, su cerebro se predispone a diferentes tipos de respuesta. Por ejemplo, si es una afirmación, a la escucha; si es una pregunta, a valorar opciones; y si es una orden, a valorar el riesgo y obedecer.

En las etapas tempranas del desarrollo, son las estructuras corticales de la “parte derecha del cerebro”, la más relacional y emocional,  las que condicionan el procesamiento de la información y la conducta

Al formular una orden como una pregunta, su madre no sólo la estaba confundiendo, sino también irritando un poco. Y lanzar el cepillo al suelo era, quizás, su forma de decir que no entiende, e invitarnos a pasar a otra cosa.

Esto, que es una anécdota sin importancia, podía haber afectado en cierta medida a la relación entre ellas. A fin de cuentas, su madre, antes de reflexionar sobre ello, estaba explicando lo que pasaba desde la irritación, como una señal de que las cosas no iban tan bien como quisiera, y actuar desde ese malestar, sin duda, les habría hecho sentir más lejos y empeorar las cosas. Y eso empieza a ser un poco peligroso.

A nosotros, esto nos ha llevado a pensar en lo importante que es que la comunicación sea clara. Que coincida la forma y el contenido. Y a tener más cuidado a la hora de valorar las cosas que nos irritan de nuestra hija, porque muchas veces se corrigen aplicando un poco del conocimiento de cómo funciona su cerebro.

A fin de cuentas no son adultos en miniatura, sino niñas y niños.

* Releyendo el artículo y gracias a la aportación de una compañera, me he dado cuenta de que puede ser malinterpretado: en ningún caso abogamos por la utilización de técnicas de control conductual sobre las hijas y los hijos. Sólo queríamos destacar cómo pequeños errores en edades muy tempranas, algunos de los cuales pueden tener que ver con nuestro pensamiento adultista —que presupone que el funcionamiento del cerebro infantil es como el de un adulto en miniatura— pueden condicionar nuestra actitud hacia ellos y ellas y, con el tiempo, complicarnos mucho las cosas.

Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy Pedagogo. Trabajo desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s