«Es conductual» | frases peligrosas

Lo has escuchado un montón de veces, y seguro que muchas te ha rechinado. Se dice alegremente, como si fuera una sentencia, y hace un daño profundo. Esto es lo que hay detrás ¿lo miramos?

Tenía 15 años. Había estado un año en un centro residencial para chicos y chicas que son violentos con su familia. Empecé a trabajar con él y con los suyos cuando regresó a casa, porque se preveía que podían darse graves dificultades. Me lo dejaron claro: «no te confundas, lo que le pasa es TODO CONDUCTUAL».

Si has trabajado en intervención familiar o con chicos y chicas que están en situación de riesgo, lo has escuchado alguna vez.

Se utiliza como una ETIQUETA DIAGNÓSTICA, que categoriza y pronostica. Con un par. Pero ¿qué quiere decir?

En primer lugar, oculta la idea de que el comportamiento de los niños, las niñas y los adolescentes, puede dividirse en dos tipos: controlado y descontrolado. Voluntario e involuntario. Racional o loco. Si «es conductual» sería una decisión que los chicos y chicas han tomado.

Desde un paradigma de intervención sistémico que incorpora el conocimiento que se tiene sobre el trauma, esto es una BURRADA. Hace muchos años que la educación y la psicología han superado la dicotomía entre pensamiento y emoción, entre lo consciente y lo inconsciente. Sencillamente, el cerebro funciona como una unidad, y el comportamiento resultante es el resultado de la integración de sus diferentes partes.

En segundo lugar, significa que dicho comportamiento es “fácil” de reconducir. En el ejemplo que he puesto, se trataba de un adolescente que en el centro residencial sabía comportarse, pero que en casa entraba en crisis. La conclusión llega sola: la madre y el resto de la familia tienen que hacer las cosas como en el centro, para así obtener los mismos resultados.

Falso. Las personas sólo podemos actuar dentro de los márgenes que nos impone nuestro sistema de protección o las partes protectoras que podemos activar. Pedir a una persona que actúe fuera de ese marco, es ser cruel con ella y exponerle a un DOBLE GOLPE: al daño que me hace sentir la situación se unirá el dolor de no ser capaz de hacer bien las cosas.

En tercer lugar, queda implícita la idea de que el cambio de comportamiento es un objetivo. Idea contra la que no me cansaré de pelearme. Sobre todo, por dos razones. La primera es que situar la atención en el comportamiento (lo sintomático), nos quita tiempo y motivación para situarla en las partes más importantes (el sufrimiento); y la segunda porque los objetivos formulados en términos de conducta o comportamiento sólo generan lógicas resistencias, porque las personas se ven consideradas como un PROBLEMA, y no como alguien que digno de cuidados y respeto. Que es precisamente lo que andan buscando.

En cuarto lugar, esconde, de alguna manera, la idea de que existe una “solución mágica” para lo que está pasando. Es decir, que si las condiciones son las propicias, el chico o la chica se comportarán bien, en relativo corto plazo de tiempo.

La realidad es bien diferente. Hoy sabemos que el cerebro de los chicos y chicas que han estado expuestos sistemáticamente a estresores y que se han desrregulado mucho emocionalmente, necesitan de mucho tiempo para volver a integrar neurobiológicamente su cerebro superior e inferior. Y que el trabajo con ellos y con sus familias NO debe estar tanto dirigido a “dar con las claves” que les permitan estar tranquilos, sino en colaborar con ellos para crear y sostener las RELACIONES DE CALIDAD que permitan a su cerebro sentirse seguro y crear conexiones necesarias.

Por último, es necesario un trabajo que integre el concepto de TRAUMA. Cuando se han producido reiretada y sistemáticamente explosiones de ira, esa parte rabiosa y descontrolada es muy complicada de casar con el funcionamiento empático y razonable de la persona; que difícilmente podrá integrar que es una persona buena, que sufre, con el daño que ha producido a quienes más quiere. Por tanto, se hace imprescindible la coordinación entre el personal educativo y de salud mental, para ayudar a la familia a comprender a la familia y a la persona afectada que el síntoma es algo coherente en la historia que todos ellos han vivido. Algo que ayuda a satisfacer necesidades fundamentales en un contexto relacional complejo.

Dejemos de usar «es conductual» y sustituyámoslo por sufrimiento, impacto del trauma, y dificultades para la autorregulación y corregulación emocional. Porfi, porfitas.

¿Te subes al carro?

Venga. Te esperamos.


Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy Pedagogo. Trabajo desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

 

3 comentarios en “«Es conductual» | frases peligrosas

  1. ROXANA

    Con la muletilla del “es conductual”, he visto con mis propios ojos como dejaban sin atención a la diversidad y una escolarizacion acorde a sus necesidades a un chaval al que con el correr de los años y después de estudios neurológicos se descubrió que había daño cerebral (base orgánica como un castillo) .. sumado al trauma y trastorno vincular al estar en un centro desde bebé… Por la mismas razones se les hace rodar por “gabinetes” que intentan reeducar partiendo de viejos supuestos… Sin contar con la mochila de relaciones, apegos, frustraciones, sistemas y un largo etcetera… Maravilloso tu análisis, siempre desde la vida, conectado con la tierra que pisamos todos. Gracias, Gorka!

    Le gusta a 1 persona

  2. ftylinson

    Es cierto que la muletilla “es conductual” suele usarse con mucha frecuencia como etiqueta diagnóstica. Pero desde mi punto de vista, la entiendo como un enfoque hacia el comportamiento. Podría ser de mucho más peligro utilizar otro tipo de etiquetas estigmatizantes para referirse a ciertas conductas descontroladas sin antes analizar la situación.
    En cuanto a la idea de situar la atención en el sufrimiento como parte más importante, creo que sería anticiparse a que el origen del asunto sea que el individuo actúa de tal manera por haber estado expuesto a situaciones traumáticas. Varios estudios avalan que el comportamiento impulsivo en niños está influenciado por numerosas variables contextuales y personales que pueden incidir sobre ellos. Podemos encontrarnos variables personales como un bajo autocontrol, un escaso respeto y consideración hacia los demás o una inestabilidad emocional. También existen factores socioambientales como la influencia de los medios de comunicación, especialmente la televisión, y el consumo de drogas. De hecho, varias investigaciones han demostrado que la emisión de contenidos por parte de los medios de comunicación es bastante influenciable sobre todo en niños de hasta 12 años que no distinguen entre lo real y lo imaginario haciendo que se imiten conductas y se sientan identificados con personajes que son inadecuados. Respecto al consumo de sustancias nocivas, esto también genera en la mayoría de los casos conductas conflictivas entre el individuo y su entorno. Siendo uno de los motivos para el consumo la integración entre amigos.
    Sin embargo, tal y como expones en tu analisis, tambien existen otras variables como por ejemplo un clima familiar conflictivo, un modelo de educación inadecuada, una indaptación escolar, entre otros, que si pueden causar esa situaciones traumáticas.
    Es importante un refuerzo emocional y educativo del entorno familiar y en general de la sociedad sobre todo durante el periodo de la infancia ya que los niños son maleables y susceptibles a los cambios.
    Me ha parecido muy interesante tu publicación para un trabajo de clase.
    Un saludo 😉

    Me gusta

Responder a ftylinson Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s