Peso: la paradoja del odio como mecanismo de protección

[…] Pero es que no estoy hablando de perdonar ni de reparar la relación. Ni mucho menos en términos morales. Eso lo dejamos para la misa de 11, alabaré, alabaré al señor. De lo que hablo es de que ahí, justo donde menos apetece, hay una oportunidad. Y podemos pillarla o dejarla escapar. Es una oportunidad para exonerar el propio autoestima, liberándole del peso que nunca tuvo que llevar. […]

Seguir leyendo «Peso: la paradoja del odio como mecanismo de protección»

El impacto de una salpicadura… de injusticia 

[…] Pero, mientras escuchaba con atención el llanto de su hijo desde la habitación contigua, algo le llamó la atención. Al principio, quizás porque su sistema nervioso estaba en “modo lucha”, pensó que eran imaginaciones suyas pero, cuanto más tiempo escuchaba, más certeza tenía de que había algo en ese llanto que denotaba que su hijo no estaba bien. […] 

Seguir leyendo «El impacto de una salpicadura… de injusticia «

Acercarse al alumnado que sufre | ejercicio para docentes 

[…] Por ejemplo, Julia —siempre se utiliza este nombre en los ejemplos— es muy buena alumna, pero se activa mucho cuando siente que a sus profesores o compañeras no les importa. Según pasa el tiempo, se va observando que sus manos están más y más inquietas, hasta que finalmente suele levantar la mano para hacer alguna pregunta fuera de contexto que descoloca a la clase. […] 

Seguir leyendo «Acercarse al alumnado que sufre | ejercicio para docentes «

A las y los docentes interesados en el trauma: gracias de corazón 

[…] Porque estar ahí, desconectado de la materia, de los compañeros, de los profesores, deseando huir, angustiado, es un tormento brutal. Máxime cuando uno se dice y se repite a sí mismo que es un burro, un inútil, por no estar al nivel de los demás, haciendo esfuerzos prodigiosos para que la mente vuele y me lleve a otro lugar más amable, en el que, al menos, se pueda estar. […] 

Seguir leyendo «A las y los docentes interesados en el trauma: gracias de corazón «

El día que se me salió el corazón | una metáfora del trauma 

[…] Cuando se me salió el corazón, lo recogí apresuradamente, antes de que lo viera nadie.  

Lo coloqué en su sitio como pude, con mucho dolor a través de la herida. Miré a mi alrededor para asegurarme de que no había nadie, y abandoné el lugar tembloroso, dejando un charco de sangre púrpura en el suelo. […] 

Seguir leyendo «El día que se me salió el corazón | una metáfora del trauma «

A caraperro con Rafael Santandreu 

A mala hostia.  

Me voy a hacer a mí mismo la entrevista que le hicieron a Rafael Santandreu en el periódico El Mundo, fechada el día 18/10/2018. Y que nadie ha tenido el sentido común de borrar. A ver en cuántas cosas coincidimos, chaval: 

* No la enlazo porque no quiero difundir. 

Seguir leyendo «A caraperro con Rafael Santandreu «

Un susto tremendo: primeros auxilios ante sucesos potencialmente traumáticos

[…] Parecía no levantar cabeza. Cada poco tiempo se retraía, buscaba contacto y lloraba que parecía desgarrarse por dentro. La niña divertida, valiente y payasita que es, se había vuelto una bebé indefensa. […]

Seguir leyendo «Un susto tremendo: primeros auxilios ante sucesos potencialmente traumáticos»