Newton, Einstein, ondas gravitacionales y educación familiar

Sobre la actitud que motiva grandes descubrimientos.

El 5 de julio de 1687 se publicó una de las grandes obras del pensamiento científico: Philosophiæ naturalis principia mathematica, de Isaac Newton. Y pronto obtuvo un éxito enorme.

A fin de cuentas, con ese libro se podía explicar el funcionamiento del cosmos, desde lo más pequeño, como la caída de los objetos, a lo más grande, como el movimiento de los astros.

En la cosmovisión de la época, fue como revelar al mundo el pensamiento y los planes de Dios, poniendo al hombre en comunicación con lo divino.

Newton era huraño, moralmente mezquino y desagradable con las personas, pero fiel a su método de pensamiento. Por eso, en plena ebullición de halagos y reconocimientos, seguía insistiendo en que su teoría hacía aguas.

El punto clave era la transmisión de la fuerza de la gravedad.

La gravedad era una fuerza que unía a dos objetos con masa situados en cualquier punto del universo, ejerciendo una atracción inversamente proporcional al cuadrado de la distancia. Sin embargo, ¿cómo podía transmitirse dicha fuerza a través del espacio vacío?

Si lo piensas un poco, la pregunta no es baladí. Puede hacer añicos cualquier cabeza.

Newton murió el 31 de Marzo de 1727, sin haber podido resolver ese problema. Pero consciente de que su sistema de pensamiento fallaba.

Esto es lo que caracteriza a los grandes científicos: la conciencia de las limitaciones de sus propias investigaciones o teorías. La duda, como elemento vertebrador de la verdad, y motivación para el pensamiento.

Durante la primera guerra mundial, en 1915 y 1916, Albert Einstein publica su teoría de la Relatividad General, retomando el problema que dejó abierto su admirado Isaac Newton. Simplificando mucho, Einstein comprendió que el espacio-tiempo es, en realidad, una estructura flexible, que se pliega y deforma en presencia de un cuerpo con masa. En este modelo, los cuerpos celestes no orbitan, sino que siguen una trayectoria recta en un espacio curvado.

Esta teoría, predecía la existencia de ondas gravitacionales. Que serían las ondulaciones transmisoras de energía que sufre el tejido del espacio-tiempo, cuando ocurre un evento catastrófico. Como cuando se lanza una piedra a un estanque en calma.

El 14 de septiembre de 2015, investigadores del LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), anunciaron la primera evidencia de esas ondas gravitacionales a través de un estudio experimental. Se determinó que fueron la consecuencia de uno de los eventos más monstruosos del universo: la colisión de dos agujeros negros.

Tres siglos y medio se tardó en resolver el problema formulado por Newton. Un problema que siguió en la mesa de multitud de científicos porque el —que es para mí— más grande pensador de todos los tiempos tuvo la HUMILDAD y la GENEROSIDAD de expresar las dudas acerca de su propia teoría, en el momento de mayor gloria de su vida.

Eso es estar centrado en la tarea, cojones. Brindo por ti, compañero.

Y no como hacemos muchos de nosotras y nosotros, que en nuestras reuniones de equipo sacamos pecho exponiendo nuestras hipótesis como si fueran la realidad misma; limitando a las personas a quienes acompañamos gran parte de la riqueza de su experiencia.

Los grandes profesionales formulan problemas. Los mediocres creen haberlos resuelto.


En este blog «caminamos a hombros de gigantes». La mayor parte de las ideas expuestas no son propias. Se basan en la bibliografía de referencia.

Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy pedagogo y educador familiar. Trabajo desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia. Mi marco de referencia es la teoría sistémica estructural-narrativa, la teoría del apego y la neurobiología interpersonal. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s