Un truco para que se porten bien: Tiempo Especial de Juego

Indartzen. Tiempo especial de juego.

Si echamos un rápido vistazo a las rutinas que compartimos con nuestras hijas o con nuestros hijos, suelen aparecer muchos momentos buenos, en los que prevalece la conexión y se portan bien, pero también algunos malos, en los que nos sentimos distanciados de ellas o ellos, y en los que aparece cierta tensión, enfado o simple malestar. Muchos de estos momentos desagradables se repiten periódica o diariamente, de manera que podemos predecir de alguna manera cuándo van a ocurrir. Te proponemos un truco para afrontarlos de manera más positiva, pero… shhh! No digas nada por ahí. Es un secreto…

Irse a dormir, lavarse los dientes, la comida o la cena, la hora del baño… suelen ser momentos que parece que nuestras hijas o hijos eligen para ponernos a prueba. Y les resulta muy sencillo. Sólo les basta con un “no” para tomar el control de la situación, y convertirse instantáneamente en pequeños tiranos y tiranas capaces de sacar lo peor de nosotros mismos.  Te suena ¿verdad? Son esos momentos que todas las madres y todos los padres temen, y que muchas veces nos empañan o amargan el ejercicio de la crianza.

Lo bueno de estos momentos es que solemos tenerlos muy bien identificados. Es decir, que sabemos cuándo y cómo van a ocurrir. Esto, lejos de resultar un problema, es una gran ventaja porque nos permite planificar anticipadamente una respuesta.

Indartzen. Disciplina positiva.

Existen varias estrategias para lidiar con estas situaciones. Pero entre todas ellas existe una que es especialmente efectiva y que muchas se olvida por parte de los adultos que cuidan de niños y niñas: el juego, justo antes de que se desencadene el problema. Te lo explicamos con un ejemplo:

“En este punto no podemos sino recordar un caso que hemos atendido recientemente de una madre soltera, Andrea, que tenía muchas dificultades para enjabonar la cabeza de su hija Alexandra, de 4 años. La niña parecía tener pánico a que le entrara jabón en los ojos, y se resistía con uñas y dientes incluso a entrar en la ducha.  Visto que con estas edades es difícil aplicar adecuadamente un programa de modificación de conducta, decidimos aconsejarle que dedicase 10 minutos a jugar con su hija inmediatamente antes de la ducha. Observando que la niña necesitaba expresar sus miedos e inseguridades de manera positiva, optamos por proponer un clásico: el juego del escondite. El resultado fue asombroso, tras este “tiempo especial de juego”, en que madre e hija se perseguían por la casa, reían, y acababan fundidas en un abrazo y muchísimos mimitos, la niña comenzó a acceder sin rechistar a la ducha y a dejar que su madre le lavase el pelo sin problemas.”

Pero ¿por qué resulta efectivo el juego para abordar los problemas de disciplina con nuestros hijos e hijas? Pues, sobre todo, por dos razones:

  • La primera, y seguramente la más importante, es que el juego provoca instantáneamente un sentimiento de “conexión íntima” con las personas con quienes jugamos. Si es suficientemente espontáneo y nos dejamos llevar, el juego y la risa permiten que las personas nos “sintamos sentidas” por las personas a quienes queremos. Esto inmediatamente nos relaja, y nos predispone a hacernos caso, escucharnos, y querernos complacer los unos a los otros.
  • Por otro lado, gracias al juego los niños y niñas (pero también los adultos), pueden expresar de manera positiva las emociones que les perturban. Es como si gracias a estas actividades pudiesen “resetear” su cerebro para que éste funcione de manera más eficaz y puedan empatizar mejor con las personas por quienes se sienten queridos o queridas.

Pero ten cuidado. Utiliza sólo esta estrategia si estás convencido o convencida de que vas a poder relajarte lo suficiente como para poder disfrutar del juego con tu hijo o hija. Piensa que sólo si consigues conectar con la actividad, relajarte y olvidarte completamente de tus deseos de control,  la estrategia resultará efectiva. Tú sabes que, en estas cosas, a tus hijos o hijas no se les engaña.

Finalmente te recordamos que, si deseas afrontar alguna dificultad a través del juego, puedes hacernos llegar tu propuesta a través del formulario de contacto disponible en nuestra web, o a través del botón “contacta” de nuestra página de Facebook. Si no se te ocurre nada, puedes pedirnos consejo. Analizaremos tu estrategia en equipo, y te daremos una respuesta, para que te sientas más seguro o segura para ponerla en marcha.

Y por supuesto, recuerda dar a “me gusta” si este artículo te ha resultado interesante, y comparte si crees que a alguien más le puede resultar útil. Nos encanta recibir vuestros comentarios.

Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua Soy Pedagogo. He trabajado desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com
Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s