Las secuelas de Supernanny

Supe del caso de una madre que siempre que hacía algo por sus hijos, esperaba una contrapartida inmediata. Que se portaran bien, que le reconocieran su esfuerzo, o que actuaran con absoluta sumisión ante sus deseos… […]

Supe del caso de una madre que siempre que hacía algo por sus hijos, esperaba una contrapartida inmediata. Que se portaran bien, que le reconocieran su esfuerzo, o que actuaran con absoluta sumisión ante sus deseos.

Si sus expectativas se frustraban, entraba en un estado de rigidez pasivo-agresiva, retirándoles la palabra y castigándoles con su indiferencia durante semanas enteras. Según me contó el educador asignado al caso, el sufrimiento que los niños padecían era tan grande que en ocasiones suplicaban a su madre que les pegara, pero que, por favor, cesara de una vez su sufrimiento.

Explorando su historia de crianza, se descubrió que era hija de padre y madre profesores. Que la habían educado basándose ciegamente en la metodología conductista: si hacía las cosas bien, recibía un premio; y si hacía las cosas mal, un castigo. Sistemáticamente.

Así, había integrado que a un buen comportamiento debía seguirle un premio. Y que si no era así, era legítimo protestar y exigir una contrapartida. Y que a un mal comportamiento debía seguirle el miedo.

Este es el modelo de Supernanny. La educadora fantástica que “te dice cómo cambiar el comportamiento de tus hijos”. Es decir, cómo someter a tus hijos a tu voluntad, sin dejarles marcas evidentes.

Pero dejando cicatrices tras la piel, que tiran, se enganchan, y que son las que más duelen.

Lo repetiré una y mil veces: los educadores familiares no trabajamos adiestrando perros, sino con personas que por encima de todas cosas necesitan un vínculo de calidad para confiar, sentirse seguros, y sanar las heridas que en su día quedaron abiertas.

¿Estás de acuerdo?

Si es así, por favor, ayúdanos FIRMANDO y COMPARTIENDO este manifiesto  ⬇️⬇️⬇️

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfzWUzlx7e4Z8OCW-KYsmOzxVcb_rtkJqYFcu8OXlIm2mesEg/viewform?usp=sf_link

Necesitamos de toda vuestra ayuda para hacer RUIDO.

¡Gracias, compañeras/os!


Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy Pedagogo. Trabajo desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s