De 0 a 3 años: el periodo más sensible para la regulación emocional

[…] El acceso a esta memoria del cuerpo no siempre es fácil. Hay personas que tienen una puerta grande, a través de la que se pueden comunicar espléndidamente; otras que apenas cuentan con una apertura como el ojo de una aguja, que impide que pasen las palabras; o otras cuya puerta se abre y cierra dependiendo de las partes protectoras y/o disociadas que llamen al timbre. […]

Seguir leyendo “De 0 a 3 años: el periodo más sensible para la regulación emocional”

Quiero esto, lo quiero ahora y lo quiero ¡ya!

indartzen-rabietas

Nos escribe Marta, desde Gijón. Según nos cuenta está preocupada porque su hijo de 4 años se frustra muy rápido y resulta difícil de calmar. Marta nos dice que Daniel siempre quiere salirse con la suya y si no es así comienzan los lloros y los enfados. Estas situaciones a ella le provocan malestar y, aunque ha intentado diferentes métodos para tratar de que dejen de producirse, a día de hoy no sabe cómo hacer frente a estos comportamientos.

Seguir leyendo “Quiero esto, lo quiero ahora y lo quiero ¡ya!”