Estrés tóxico en las escuelas de hoy 

[…] Pero el #estrés_tóxico va un paso más allá. Un paso muy gordo, como vas a ver. Porque implica un exceso de #cortisol —la hormona del estrés— que, por diferentes motivos, el organismo no es capaz de metabolizar. Y el cortisol a grandes cantidades o sostenido en el tiempo es como un veneno que tiene repercusiones severas a nivel de la organización y estructura del sistema nervioso central y autónomo, incluyendo la alteración de las conexiones cerebrales, de los procesos de mielinización o la muerte neuronal. […] 

Seguir leyendo “Estrés tóxico en las escuelas de hoy “

¡Alerta! Exploración inhibida en la primera infancia 

Tal y como se advirtió, se empiezan a observar niñas y niños entre 0 y 3 años con las conductas de exploración permanentemente inhibidas, lo cual, puede ser un indicador de la existencia de un estrés tóxico que puede alterar todo el desarrollo.  

Seguir leyendo “¡Alerta! Exploración inhibida en la primera infancia “

Huye de quien te promete cambiar a tu hijo

[…] Observo en el sector cierta tendencia perversa a amoldarse a la demanda que formulan muchas madres y padres, que —con la mejor de sus intenciones— quieren que su hija o su hijo sea el más alto, el más guapo, el más popular, el más inteligente o el que se lleva el premio a final de curso. […] 

Seguir leyendo “Huye de quien te promete cambiar a tu hijo”

La entrevista que el periódico NO HIZO a F. Javier Aznar Alarcón, psicólogo clínico

No es ningún secreto que los medios de comunicación han popularizado una psicología simplista que, a menudo, lejos de ayudar, culpabiliza a las personas que sufren, causándoles más daño. De ahí surgió la iniciativa de “corregir” —si se me permite la expresión— las entrevistas que se hacen a profesionales encubrados por los medios, dándoles una respuesta más adecuada y rigurosa desde una perspectiva técnica y deontológica.  

Yo lo hice con Rafael Santandreu, porque me indignaba que ciertos principios se difundieran en RTVE, con dinero público. Y le fusilé el ojete. Pero, ahora, la iniciativa se me ha vuelto en contra, porque me han fusilado el ojete a mí. Vamos, que lo tengo como la bandera de Japon durante la Rendición de Postdam: en carne viva.  

F. Javier Aznar Alarcón es psicólogo clínico y psicoterapeuta con treinta años de experiencia trabajando con infancia, adolescencia y familia en situaciones de riesgo, dificultad psicosocial y trauma. Actualmente dirige el Instituto de Psicoterapia Relacional y Narrativa en A Coruña. Es máster en Terapia Familiar y en Neurociencias y miembro de ISPCAN (International Society for the Prevention of Child Abuse and Neglect); ITSS (International Society for Traumatic Stress Studies); IAN (International Attachment Network), la Sociedad Catalana de Terapia Familiar y de ASEPCO (Asociación Española de Psicoterapias Constructivistas). Es vicepresidente de la sección de Psicoterapias Integrativas de la FEAP.

Y, además, es el director formativo del curso que voy a impartir el septiembre del año que viene sobre “Aplicaciones de la teoría del apego en contextos socioeducativos”, en www.psimatica.net de la mano de compañeras y compañeros de reconocido prestigio. Y fusila ojetes con precisión milimétrica, tan bien que hasta da gustito 😜 

Gracias, compañero, por ser tan claro en tu exposición y por obligarme a revisar muchos de mis planteamientos. Te leemos con cariño: 

Seguir leyendo “La entrevista que el periódico NO HIZO a F. Javier Aznar Alarcón, psicólogo clínico”

A caraperro con Rafael Santandreu 

A mala hostia.  

Me voy a hacer a mí mismo la entrevista que le hicieron a Rafael Santandreu en el periódico El Mundo, fechada el día 18/10/2018. Y que nadie ha tenido el sentido común de borrar. A ver en cuántas cosas coincidimos, chaval: 

* No la enlazo porque no quiero difundir. 

Seguir leyendo “A caraperro con Rafael Santandreu “

¡Que no toquen mis juguetes!  

[…] Estaba siendo difícil. Habíamos invitado a unos amigos y a sus hijos a comer a casa y, al llegar, los niños se habían puesto a explorar sus cosas, invadiendo su espacio. En consecuencia, ella había reaccionado exigiendo que no tocaran sus cosas e, incluso, en una ocasión le había arrebatado a otro niño un juguete de las manos. […] 

Seguir leyendo “¡Que no toquen mis juguetes!  “