Relaciones objetales: en contra de la profesionalización y a favor de una intimidad honesta

[…] A esto, precisamente, es a lo que llamamos relaciones objetales. Cuando, sistemáticamente nos relacionamos con el introyecto en vez de hacerlo con la persona real, que siente y padece, y que transita entre diferentes partes protectoras, estados mentales y emociones, que le llevan a entender el mundo de manera diferente, sentirse más o menos segura, y crear modelos de vinculación acordes a las necesidades de cada momento. […]

Seguir leyendo «Relaciones objetales: en contra de la profesionalización y a favor de una intimidad honesta»

Mitos profesionales: teorías de la mente y la búsqueda de El Dorado 

[…] Sin embargo, me encuentro todos los días con profesionales que afirman —sin tapujos— conocer la realidad de las personas a las que atienden y que, en consecuencia, se sienten muy seguros a la hora de tomar decisiones, sin contar con el criterio de las personas implicadas. Se yerguen como dioses frente a personas que sufren y, a menudo, están rodeados de estresores en contextos desfavorables, sentando cátedra sobre cómo deben ser las cosas en función de la teoría de la mente y de las relaciones que tienen. […] 

Seguir leyendo «Mitos profesionales: teorías de la mente y la búsqueda de El Dorado «

Más es mejor: mitos profesionales 

[…] Más es mejor implica la idea de que los profesionales sabemos más o somos más conscientes de la realidad que las personas directamente afectadas, porque para eso hemos estudiado, “somos neutrales” —nótese las comillas y mi carita de cabroncete—, mantenemos una “sana distancia” —me entra la risa tonta— y, entonces, podemos tener certeza sobre qué necesitan las personas, lo cual, nos da el derecho a imponerlo, por las buenas, con chantaje, o con un puñetazo en la mesa. […] 

Seguir leyendo «Más es mejor: mitos profesionales «

Rompecabezas: la profesionalización como forma de maltrato estructural 

[…] Porque hacemos cosas, todos los días, que contribuyen a incrementar la desigualdad. Pero las tenemos tan normalizadas y naturalizadas que pasan desapercibidas y, durante carreras profesionales completas, de la salida de la uni a la jubilación, permanecen fuera del radar. […] 

Seguir leyendo «Rompecabezas: la profesionalización como forma de maltrato estructural «

Dudas y preguntas como criterio de excelencia

[…] Por eso, son tan graves las actitudes que, con demasiada frecuencia, tenemos muchas y muchos profesionales —me vuelvo a incluir como víctima y verdugo— que, con nuestras teorías tan bien edificadas tras años y años de formación, acabamos incapacitando más si cabe a las personas. Porque las priorizamos a su experiencia, hasta el punto de que, si algo no cabe en nuestros esquemas, lo ignoramos como si no tuviera lugar o importancia. […]

Seguir leyendo «Dudas y preguntas como criterio de excelencia»

Profesionales narcisistas: la autodefensa para la promoción del buen trato 

[…] Verdaderos lobos con piel de cordero carentes de empatía que seducen, amedrentan, engañan, trepan, y destrozan a las personas que tienen la desgracia de encontrarse con ellos. Y son precisamente esos perfiles los que tienen verdadero riesgo para las personas vulnerables con quienes trabajamos, especialmente para la infancia. […] 

Seguir leyendo «Profesionales narcisistas: la autodefensa para la promoción del buen trato «

El mito de expiación en los profesionales que atienden a la infancia

[…] Un chivo expiatorio es un tercero —o un segundo— que carga con la culpa, y libera de toda responsabilidad a unos cuantos. Pero también es esa persona, grupo, institución, o lo que sea, en quien recae toda la hostilidad, permitiendo al resto sentirse competente en comparación con el monstruo que se ha creado. […]

Seguir leyendo «El mito de expiación en los profesionales que atienden a la infancia»