“Noseyó”, un personaje entrañable

Sin quererlo, hemos creado a “Noseyó”, un personaje que nos ayuda a contarnos lo que nos pasa dentro y lo que ocurre en nuestra familia.

Como algunas y algunos sabéis, en casa andamos empezando a identificar las emociones.

Lo hacemos de una forma muy sencilla: dibujando emoticonos. Comenzamos con la alegría, la tristeza, la rabia y el miedo; y progresivamente vamos incorporando otros como, por ejemplo, la sorprensa, el dolor, e incluso la culpa.

Pues bien, en este proceso, ha pasado algo maravilloso.

Un día, distraídamente, dibujé una cara llorando.

—¿Éste? —preguntó, Amara, señalándola con el dedito.

—¿Éste? —respondí—. No sé yo. No sé si está enfadado, triste, contento o con miedo. Está llorando.

—No sé yo —me imitó como un lorito—. No sé yo; no sé yo.

Desde entonces, es su cara favorita. ¿Imagináis cómo la llama?

Efectivamente: “Noseyó”.

Pues bien, “Noseyó”, la que llora, le genera muchísima curiosidad. A fin de cuentas, sabemos lo que les pasa al resto. Pero a “Noseyó”, le puede pasar cualquier cosa. Hay que preguntarle para saber qué le ha pasado.

Y eso le fascina.

—¿Triste? ¿Enfadada? ¿Miedo? —se pregunta— “Noseyó”.

Y me pide que le cuente su historia.

A veces, “Noseyó” se ha hecho daño en el pié; igual que antesdeayer cuando ella misma se clavó una espinita.

Otras veces, “Noseyó” tiene miedo, porque el agua le ha llegado al cuello o se ha quedado solita.

Puede ser que “Noseyó” se haya enfadado, porque alguien le ha mandado limpiar los dientes, y a ella no le apetecía. Como ella hace un rato, justo después de la cena.

O que “Noseyó” se haya puesto triste, como ella a la mañana, cuando vino toda la familia a verle, pero faltaba su aitite.

Sea como sea, ella escucha fascinada las historias de “Noseyó”, que se ha convertido en el tercero a través del cual, puede comprender su historia y lo que ella está viviendo.

Y a mí, que soy su padre, sólo me queda agradecer a “Noseyó” la experiencia que está provocando y el currazo que está haciendo.

Gracias, colega.

dav
Aquí, “Noseyó”. Dibujado cutremente y rechazando la teta, porque se había enfadado. 

En este blog «caminamos a hombros de gigantes». La mayor parte de las ideas expuestas se basan en nuestra bibliografía de referencia.

Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy pedagogo y educador familiar. Trabajo desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia. Mi marco de referencia es la teoría sistémica estructural-narrativa, la teoría del apego y la neurobiología interpersonal. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s