Mi hija se altera mucho cuando tiene que seguir las normas | consulta

Estoy preocupada por una cosa que observo en mi hija, de 5 años. Os explico. En casa se porta fenomenal, y acepta con normalidad las normas de convivencia. Pero tiene muchas dificultades para respetar las normas de los juegos. Lo peor es en la escuela, donde la profesora nos ha llegado a decir que sus compañeros empiezan a evitar jugar con ella por miedo a sus arrebatos ¿qué puedo hacer?

… Me separé del padre de mi hijo hace 3 años, y ahora tengo otra pareja con quien convivo. En la actualidad tenemos un régimen de custodia compartida. La relación con él y con su pareja es bastante buena. De hecho, a veces hemos pasado algún fin de semana juntos, y lo hemos disfrutado. Confío mucho en él, aunque entre nosotros no hayan ido bien las cosas. Mi hija tiene buena relación con ambos. Hasta el punto que, cuando está conmigo echa de menos a su padre; y cuando está con él me echa de menos a mi. No creo que una preferencia clara por estar con ninguno de nosotros. Si bien es cierto que estoy muy orgullosa de todo esto, la situación me desconcierta, porque no puedo entender qué puede estar pasando.


AVISO. El artículo está escrito considerando más información que la disponible para nuestros lectores. Y que hemos omitido (y/o alterado) por respeto a la privacidad de la familia. La familia ha sido advertida de que estas recomendaciones son sólo una serie de ideas a considerar, y de que no podemos ofrecerle seguridad en nuestros planteamientos, porque no ha participado en un proceso de orientación familiar.

Ante todo, muchas gracias por contactar con nosotros.

Lo primero es decirte que no podemos resolver tu consulta por este medio. Sobre todo, porque contando con tan poca información hay muchas posibilidades de meter la pata.

Sin embargo, podemos darte algunas ideas que te sirvan para tener una visión más amplia de lo que puede estar pasando. O contemplar otras posibilidades.

Lo primero es decirte que no parece que tu hija tenga dificultades importantes, dado que es capaz de regularse bien en vuestra compañía. A fin de cuentas, sólo se muestra más impulsiva en la escuela y con sus iguales.

El segundo dato importante es que ella tiene 5 años. Simplificando mucho, hay tres cosas que tiene esta edad. La primera, que las niñas/os empiezan a desarrollar la capacidad jugar sometiéndose a unas reglas. La segunda, que las estructuras cerebrales que permiten la autorregulación (función ejecutiva) empiezan a funcionar más o menos bien, pero aún no están suficientemente maduras. No es casualidad que la educación obligatoria (primaria) comience a los 6 años. Y la tercera, que aunque empiezan a comprender el significado de los días de la semana, aún no son capaces de integrarlos a nivel emocional. Los intervalos fijados en un convenio regulador pueden parecerles eternos.

Desconfiad de los blogs o profesionales que ofrecen “recetas para todo el mundo”. Los síntomas que aparecen en las niñas/os sólo pueden interpretarse en función del contexto relacional en el que están inmersas/os.

Esto provoca que los niños de 5-6 años sean especialmente susceptibles a los elementos del contexto que les puedan estresar. Y sobre todo, a la calidad de las relaciones que mantienen con las personas importantes en su vida: familia, profesores/as y compañeros/as. Así, suelen caer con frecuencia en ese estado que llamamos “secuestro emocional” que es cuando las emociones desbordan la capacidad de contención de nuestro “cerebro superior”.

Es posible que tu hija esté viviendo una situación relacional que, por lo que sea, le está alterando. Que no está teniendo la respuesta comprensiva y tranquilizadora que necesita. Probablemente, no sea capaz de comunicar sus necesidades, y lo hace de la manera más inteligente, “gritando para pedir ayuda y acaparando la atención de todo el mundo”. Una crack.

Como las niñas/os no son muchas veces capaces de comunicar qué les pasa o qué necesitan, dependen de la capacidad de los adultos para empatizar e interpretar adecuadamente su comportamiento.

Aunque no podemos hablar con ninguna certeza, lo que nos cuentas nos conecta con algo que suele pasar a los niños que viven situaciones como la que nos describes.

Los niños son muy inteligentes. Pero procesan la información de manera diferente a los adultos. Más a nivel emocional y de forma inconsciente. Por ello, sería muy interesante que os preguntéis qué efectos está teniendo el comportamiento del peque en todos vosotros.

Porque, en situaciones como la que me cuentas, los niños/as consiguen con su comportamiento que todos los adultos se preocupen por ellos. Que hablen entre ellos y que se pongan de acuerdos para asistirles. Y esto les ofrece dos beneficios. El primero que sienten cierto control sobre cuando aparece ama (mamá) o aita (papá). Y el segundo es que sienten que pueden “tenerles a los dos juntos para ellos”. Una necesidad imperiosa, que sólo podemos validar con nuestras palabras.

Geno

Si estamos en lo cierto, se trata de una paradoja muy bonita. Porque es consecuencia del amor que sienten nos por los otros todos los miembros de la familia. Por eso, no creemos que debamos hablar de un “mal comportamiento”, sino de un recurso muy inteligente.

Lo que a veces parece un mal comportamiento suele ser en realidad un recurso muy inteligente para satisfacer necesidades que han podido quedar descubiertas.

No olvidemos que vive un pequeño drama, pero que para ella es parte nuclear de su vida. Quiere estar con su madre, y con su padre, porque necesita los cuidados, el cariño y la seguridad que le dan ambos.

Para un niña de 5 años es muy difícil entender los tiempos estipulados en el convenio regulador. Son una eternidad para alguien que todavía no ha aprendido a manejar el concepto del tiempo. Una cosa es que sepa cuáles son los días de la semana, y otra que su cerebro “emocional” funcione según esos parámetros. Ésta parte aún no está suficientemente madura.

Esto genera un dolor añadido, consecuencia de que las niñas/os se ven obligadas a someterse a las reglas de un mundo de adultos, al que todavía le cuesta demasiado organizarse y legislar de manera acorde a sus necesidades.

Hablamos de “prácticas adultistas” para referirnos a aquellas situaciones dolorosas o dañinas a las que exponemos a las niñas/os como resultado de haber creado unas normas y una legislación abusivas centradas en las necesidades de los mayores.

El problema, en estos casos, suele ser que los adultos tratamos de tranquilizar a las niñas/as, dándoles explicaciones. Porque es lo que a nosotras/os nos sirve. Pero las explicaciones no calman ni dan seguridad a las niñas/os. No conectan con su mundo emocional. En el mejor de los casos pasan sin dejar rastro. Y en el peor, activan más a los peques, porque se sienten incomprendidos.

Otra de las cosas que suele ocurrir es que nos movilizamos sólo cuando el niño está visiblemente alterado. Y no solemos atender a las señales de malestar que anuncian ese “secuestro emocional”. Dejamos pasar el tiempo hasta que es demasiado tarde.

Existen muchas soluciones posibles. Pero para que sirvan tienen que ser coherentes con vuestra forma de sentir y hacer las cosas. Por ejemplo, en algunos casos —en los que como es el vuestro, la relación es buena— puede servir articular un “protocolo de urgencia”. Podría ser preguntarle todos los días a una hora determinada, si echa de menos a ama (mamá) o a aita (papá). Y si la niña responde que sí, permitirle hacer una llamada de teléfono. Volverle a preguntar, y si dice que necesita verle, articular una visita breve y “de urgencia”.

Así conseguís que sus necesidades de nutrición emocional y de seguridad (predictibilidad) queden cubiertas. Y ya no necesitará articular el recurso tan inteligente que hasta ahora le la dado tan buenos resultados.

Lo bueno es que, por lo que me cuentas, tenéis a vuestra disposición un montón de recursos que podéis articular, porque habéis conseguido mantener una buena relación a pesar de haber pasado, seguro, por momentos difíciles. Mi más sincera enhorabuena.


Antes de despedirme, permitidme que os recomiende ésta actividad. Seguro que le sacáis chispas. Pinchad en la imagen para descargar.

Semáforo Educación-Familiar


Pero recordad que estas palabras no tienen ningún valor diagnóstico. Tomadlas, por favor, con la debida precaución.

Si queréis tener certeza sobre como ayudar al niño, o explorar qué soluciones son las que más os convienen, por favor, contactad con un/a profesional debidamente cualificado/a, al ser posible, con un orientador/a familiar. Seguro que sacáis mucho partido a la experiencia.


Gorka SaituaAutor: Gorka Saitua. Soy Pedagogo. He trabajado desde el año 2002 en el ámbito de protección de menores de Bizkaia, en la Asociación Bizgarri – Bizgarri Elkartea. En 2016 comencé con el proyecto educacion-familiar.com que me apasiona. Para lo que quieras, ponte en contacto conmigo: educacion.familiar.blog@gmail.com

Este artículo pertenece al blog www.educacion-familiar.com, antes www.indartzen.com. Si quieres saber más sobre nosotros echa un vistazo a quiénes somos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter, somos @educfamilia.

 

5 comentarios en “Mi hija se altera mucho cuando tiene que seguir las normas | consulta

  1. Pilar Roncero Carretero

    Hola!! Perdonad la intromisión, leo esta entrada y no puedo evitar sugerir un recurso que me parece genial para que la peque pueda anticiparse conscientemente, aprender a esperar y tomar el control por sí misma de los tiempos. Esto le permitirá interiorizar mejor los períodos que pasa con mamá y los que pasa con papá. Se trata del calendario waldorf, un material muy manipulativo y visual con el que los niños y las niñas pueden visualizar cómo pasa el tiempo y que se puede adaptar a las circunstancias personales a través de figuritas que simbolicen momentos, personas, etcétera. Se pueden poner fotos también, velitas para cuando va a llegar un cumpleaños…lo que se nos ocurra. Creo que puede ayudarla mucho a anticiparse y tener el control de la situación por sí misma. Se me ocurre incluso que, aprovechando que el papá y la mamá tienen buena relación, pues puedan elaborar juntos el material con la peque. Os dejo un enlace en el que podéis ver en qué consiste, aunque hay muchas ideas en distintas páginas. Podéis investigar!
    Un saludo!
    http://hablamebajitomama.blogspot.com.es/2016/05/diy-nuestro-calendario-waldorfssori_30.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s